18 de junio de 2012

UNA TRAJINERA



 ROMANCE TRAJINERA.
 
Los cuervos comen las sobras
de la mesa, trajinera.
Y el doble reflejo de ellos
en el agua salvaje tiembla.

Se oye una canción de amor
que bailan dos calaveras.
Que bailan dos calaveras

Por un portalito en flores
entramos en la barcaza,
y la barcaza entre lirios
parecía una dulce casa.

Como el corazón de un niño
nuestro corazón volaba,
como alegrías de azúcar
en el espejo del agua.

Trajinera, trajinera
de una santa cena falsa.
Ni el oro del sol del rio
me alcanza para mi amada.

Y adonde llevan tus remos
bajo una luna de plata.
Bajo una luna de plata.
 
Regresa pronto Manuel = ) . 

1 comentario:

Marco S dijo...

Te soy sincero, me gustó más la introducción =b