24 de mayo de 2010

MITAD ASTEROIDE


Un asteroide se impacto en mi tierra en este espacio, cómo fue, en qué momento... así espontáneamente... así en algún instante del tiempo en tierra... no todo debe tener una respuesta inmediata, se encontrara en el andar y posiblemente no aparezca respuesta alguna. Mitad asteroide, mitad paisaje, mitad oportunidad, mitad calamidad. Percibí su luz a distancia... sólo eso pude hacer ante tal fuerza, ante su velocidad. Sin importar destino o rumbo este material sorpresivo del cosmos siempre aparecerá en el trayecto.

Asteroide de intenso color, desviado por voluntad a este sitio, voluntad del universo y sus energías...aquí está, estará por varios millones mas. Me preguntaba cuántas historias podría narrar de cada una de las moléculas que lo conforman, de cada rincón del cosmos por el cual ha viajado.

Ya tocara un viaje cósmico para alguno de mis átomos nuevamente, y así lograr un impacto a otras tierras... en otro tiempo lejano, muy lejano.
Gracias.

pounding/doves

6 comentarios:

El sagrado retorno a uno mismo dijo...

La inmensidad interna es más importante...

Anónimo dijo...

Bel

Cada quién, en algún momento de la vida, ha recibido el impacto de un asteroide. La magnitud de su fuerza sin duda se refleja en las huellas que deja en nosotros... yo también tengo mi mitad de asteroide!

Airam dijo...

Lo impresionante es cuando una pequeña particula, conforma un sólo ser que deja en el choque con el otro, una gama inmensa de color, del espacio de donde proviene.
Saludos otredad

Marisol dijo...

Gracias BEL, es bien especial leerte sabiendote por este mismo lugar a 1 sola hora.

Saludos Mujer cosmica.

marea dijo...

El impacto de un asteroide, por duro que sea, puede contener la semilla de un paisaje diferente, más bello y, en multitud de ocasiones, hasta más humano.
Abrazo inmenso..¡

Anónimo dijo...

- Te acuerdas?
- Sí, me acuerdo.

- Ojalá estuvieras aquí.
- Por qué no volteas a tu derecha...