22 de enero de 2010

MENTE CORAZÓN

Después de sentir sus palabras, dos sueños me acompañaron aquel día, su voz y sus ojos le dieron sentido a mi onírico espacio, no quería despertar de aquella realidad, realidad en la que me sumergía en un río tomando su mano, allá en el fondo del río me cantaba al oído sus sentimientos desbordantes. bella incertidumbre continuó en mi sueño final, donde sus pasos andaban sobre un camino verde, a lo lejos me observaba, se acercaba y al llegar ante mis ojos su cuerpo parpadeaba cual imagen virtual, yo desesperaba por no poder detener ese hecho... así desperté, pensando en las palabras que sí dije ese día...
...hay eventos y sentimientos que sorprenden a uno en el camino.

...todo deja de tener sentido y de repente encuentro hasta la pregunta mas absurda revoloteando en mi cabeza, me aterrizo con alguna broma para no perder la razón...

en lo alto de mis guardianes inició un sueño cientos de años atras...

Bel.

silencio con sol de la tarde.

3 comentarios:

Marisol dijo...

Las bromas siempre son una balsa para no perder la razón en algun momento dado.
quedo algo mas por compartirme en el último mensaje??.
te quiero Maribel, siempre estaré.

Anónimo dijo...

Ayer la busque por mi calle, era media noche, el tlahuiltepec se perdia en las sombras; hasta mis oidos llegaba su eco, mis ojos sollozarón; de repente escuche su risa, era ella, estaba junto a mi...desperte, tenía frio.

Era viernes de madrugada, soñe con un monton de tierra, habia dos cabezas, de un aguila y un buitre, tomamos la del buitre, al ir caminando hacia nuestra casa, la cabeza de barro se iba deshaciendo y ella a mi lado se hacia mas transparente...desperte, estaba solo y no me siento, me hace falta, la extraño.

Los sueños se hacen reales.
Espero entiendas mis palabras.

Att: Sr. Borda Agua Escondida

juan_santiago dijo...

.... algunas veces perder la razón es

lo que necesitamos ... el universo es

libre; y la mente quiere todo para si

<3

(Lindas fraces ... me quedo pensando

en las ultimas lineas como sacadas de

un instante que ya viví)