15 de diciembre de 2009

MORIR VIVIR

¨mis funerales¨ - Miguel Viladrich.
La incomparable e incomprendida muerte… en esencia tan pura, sin ser corrompida por el hombre sigue entre nosotros, en el aliento agotado de cada segundo, en la caída lenta de la hoja que concluye su ciclo en el árbol sorprendido por el otoño, en el sueño truncado por un sonido ó por una cruel, pero inevitable realidad, en el ave que agotada por los años y el viento decide reencontrarse con sus primeros pasos entre la tierra y ramas; en cada rincón de los minutos por recorrer esta presente, tan cerca, irremediable y bellamente cerca…

He muerto ayer, ó hace tan solo un minuto…por cierto, un minuto de silencio por favor, pero sólo uno, pues en el siguiente resurgiré de entre las cenizas de las intenciones inagotables, de esas que como el canto del zanate, se reusa a no ser escuchado en medio de los sonidos callejeros, de los sonidos que dañan los oídos y el corazón… esta es una oportunidad más después de morir bien, después de observar el último giro de un espiral, espiral que ha muerto hace un minuto…esta es una oportunidad más de bien vivir, por la perdurable razón de ver y sentir el nacimiento de nuevas vidas y nuevas muertes… ¿qué mas oportunidades puedo tener en este trayecto?

El arte de morir bien y el arte de bien vivir son uno. Epicuro.

Bel.

the greatest / cat power

5 comentarios:

Toshi dijo...

Hola Bel,

siempre es un placer leer tu blog, aunque no lo diga tan frecuente, tus palabras siempre me hacen reflexionar. Me inspiran y me llevan por esos espirales del pensamiento, el presente y el que nos renueva.

Abrazos y Bellas Fiestas Navideñas!

Toshi

El sagrado retorno a uno mismo dijo...

Yo entiendo por qué el miedo a la muerte, si es un acto bellísimo !!

Airam dijo...

No podría desbaratar la entrada con una sola de mis palabras por eso mejor te pongo al poeta que lo define todo como despertar de un sueño. Bonito

Pequeñas muertes

Los sueños son pequeñas muertes
tramoyas anticipos simulacros de muerte
el despertar en cambio nos parece
una resurrección y por las dudas
olvidamos cuanto antes lo soñado
a pesar de sus fuegos sus cavernas
sus orgasmos sus glorias sus espantos
los sueños son pequeñas muertes
por eso cuando llega el despertar
y de inmediato el sueño se hace olvido
tal vez quiera decir que lo que ansiamos
es olvidar la muerte
apenas eso.

Eterna dijo...

Toshi, es especial compartir las palabras y mas aún cuando ellas acompañan en un recorrido determinado a alguien, en ese imparable espiral de pensamientos...

un abrazo enorme y gran tiempo por esas tierras tan bellas !!

Mar Koan, sin duda un acto bellísimo, un paso único de cada día, de cada noche y de cada vida.

gran tiempo a usted y gracias por sus palabras. = )

Airam, gracias por compartir palabras de aquel hombre valioso, no lo conocía. Pero así siento las muertes en mis días, mas aún al despertar, pues es apartarme, despedirme de aquella otra vida cruzando la media noche. mi otra muerte constante.

Un beso para cuando estes con el silencio. = )

juan_santiago dijo...

vida muerte, muerte vida .... ese

doble juego que jugamos por que

sucede, y que cada vez aprendemos

a admirar mas. BESO <3