29 de septiembre de 2009

UNA HISTORIA

La historia comienza cada día para él, cuando aprecia el olor a humedad antes de las lloviznas veraniegas, al sentir el sabor intenso del tejocote en invierno, al despedirse de su piel seca en primavera… ya es otoño y siempre será una buena razón el fijar su mirada sobre las bardas pacientes en el tiempo para observar las flores que adornan la muerte con su bello olor…

Él tiene memoria, y recuerda un instante en su historia… corría 1984. Con paciencia creativa su padre le armo a él, su hermano y primos, unos arcos con flechas para jugar, fueron al bosque de nativitas, así, entre árboles, gritos y risas enmarco para siempre aquel día, que ahora lleva en sus respiros. Recuerda también una noche lluviosa de 1994, se acercaba la fiesta de Santa crucita Analco, y con sus amigos del barrio se encargaba de tocar las campanas de la iglesia durante varios días para anunciar ese último domingo de julio, cuenta que después de tocar las campanas tuvieron que quedarse en el campanario por mas tiempo debido a la lluvia, la luz se fue en el barrio y con veladoras esperaron en medio de cuentos de suspenso a que partiera la lluvia y regresara la luz… piensa, son tantos los instantes guardados, que agradezco toda circunstancia en mi historia hasta este día.

Él se irá a ofrendar su existencia a otro sitio, volara, caminara lentamente a su encuentro… pero aquí, en este tiempo, en esta tierra que le ha sentido, algo quedará de su energía, trascenderá en esta tierra en la que camina, en los seres con los que convive. Siempre.

Ser, cómo no danzar lentamente ante la música de cada día, cómo parar de sentir el movimiento del tiempo, cómo no respirar los segundos que corren frente a tu mirada, cómo no ser esa flor que aprecias en otoño, cómo no ser esos muros marcados por el tiempo que admiras, cómo no ser el olor a tierra mojada que te hace sonreír, cómo no ser la piedra que descubres en tu espacio… Ser, cómo no agradecer el hecho de estar aquí un tiempo más.

Días de respirar, observar, tocar, probar, escuchar, sentir, pensar, reflexionar, soñar, visualizar, proyectar… de vivir en esta tierra, de hacer tu historia hoy y siempre.

te quiero hoy. gracias.

... él con la edad del universo siempre.

Bel eterna.

el club de las horas contadas/mikel erentxun

pequeña serenata diurna/silvio rodriguez.

3 comentarios:

momix dijo...

hola
hoy estaba navegando por internet y me encontré en tu página, leyendo esta entrada y me gustó mucho.
No se como describirlo, pero me ha hecho sonreir, gracias.

Hasta pronto, bye bye

Mar Koan dijo...

http://rapidshare.com/files/289565947/Koan.rar

usted colabora aqui

juan_santiago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.