7 de agosto de 2009

TRAVESIA ETERNA


Tormentas me han sorprendido inquieta en el camino, lloviznas me han acariciado el rostro para recordarme lo apacible que puede llegar a ser ante mi dureza en ratos, aquí las nubes me han mostrado la ruta hacia mi imaginación perdida, a su vez, la luna acompaña a mi mente inquieta en sus travesias nocturnas… el sol me ha manifestado con su luz eterna la solidaridad que guarda cada mañana para mis ideas, para mis visiones… todo eso, nadie, absolutamente ningún ser, ni circunstancia podrá detener, son realidades en mi historia de vida, son detalles que despiertan conmigo cada mañana y cada noche… un ser humano... un poco mas humano hoy.

Pensaba en la odisea del ser, imaginaba su andar entre piedras gigantescas, entre esos compañeros incansables, los árboles, en cada río con grandes caudales, entre las mareas incansables, los desiertos sin fin... y ha seguido aquí evolucionando, experimentando con sus rostros mas duros y oscuros, combatiendo con él mismo, con otros, con su tierra, con ideas y naciones inventadas... así también sintiendo la poesía de las hojas secas llevadas por el viento, escuchando intensamente los primeros rayos del sol matutino, observando apasiblemente el canto de las aves compañeras... y así ha crecido, así mas humano, solo un poco mas... el camino es tan largo como lo he soñado.

sí , sí te acompaño en este camino.

gracias por este camino de 1,733 días en el tiempo inventado en esta travesia eterna.

Bel eterna.

The first song - Band of horses

3 comentarios:

Mar Koan dijo...

seguir caminando, seguir soñando

Anónimo dijo...

Aveces la gratitud hacia las personas va más alla de lo cotidiano, todos los días pasados van en agradecimiento a ti, gracias por todo, al final de este viaje quedamos los que pueden sonreir, en medio de la muerte a plena luz...mayahuel sigue ahí, espero.
roco

Bel dijo...

Al final de este viaje en la vida quedará
nuestro rastro invitando a vivir.
Por lo menos por eso es que estoy aquí.
Somos prehistoria que tendrá el futuro,
somos los anales remotos del hombre.
Estos años son el pasado del cielo;
estos años son cierta agilidad
con que el sol te dibuja en el porvenir,
son la verdad o el fin,
son Dios,
quedamos los que puedan sonreír
en medio de la muerte, en plena luz. silvio r.

gracias. sí descuida, hoy aquí sigue mayahuel.