30 de noviembre de 2010

CERROS


foto: bel. 2010

Los guardianes cuentan historias... entre ramas, árboles y arbustos se pueden escuchar murmullos contemplando amaneceres veraniegos; los silenciosos cantos que el Viento otoñal obsequia a las hojas al sentir su final; aquí se escuchan los gritos que se asoman entre la neblina del desamparo invernal; soplan los aleteos ligeros de las luciérnagas, inspirando así, a las miradas de alguna noche que esta por nacer; aquí cantan los caminos hechos lentamente por el ir y venir de las hormigas incansables. En este espacio se narra melodiosamente cada salto venturoso de las gotas que visitan en verano. Las risas se pasean entre algunas rocas que aprecian silenciosas la alegría de quienes cruzan su paraje... sí, aquí la Tierra relata cada paso dado bajo el sol, cada danza bajo la llovizna, cada paso cansado pero que no cesa de hacer un rumbo, cada paso con fuerza pero que no para en contemplar y respetar el cálido entorno.

no se esta solo en el corazón de los guardianes, se esta rodeado de vida.

soir De fete/yann tiersen

6 comentarios:

Mati® dijo...

Precioso texto.

Me gusta pasear por tu espacio a ver que pones y disfruto leyendo.

Un abrazo mañanero

El sagrado retorno a uno mismo dijo...

Hermosos vientres embarazados de vida, nuestras vidas.

questiongirl dijo...

es toda una venta a un mundo feliz leerte. Muy buena foto :-)
Entre cerros creci, hoy de los canales soy!

Yara.

Anónimo dijo...

Excelente fotografía Bel! Qué lugar tan maravilloso es ese?

Eterna dijo...

Mati, gracias por pasear por este tu espacio eterno, el tuyo me agrada leerlo por las noches para ver si se me cuela una de esas estrellas = ) !! gran tiempo !

sí, son como vientres Mar Koan, y cuando bajo de alguno es como si volviera a nacer o algo asi, un nuevo comienzo despues de reencontrarme con la naturaleza.. abrazo eterno !

Yara, que bien que lo sientas asi, los canales son rutas, caminos verdes por descubrir... espero encontrarte pronto, un abrazo !

ese paraje es zempoala en el estado de morelos,espero conozcas.
saludos !

Selmairam dijo...

El ser humano a veces no cede ante la grandeza de la naturaleza, da gusto saber que no siempre pasa así.

Cerros me rodean casi a diario y quisiera fuera siempre, lastima que se ofuscan con la madurez de las ciudades.