7 de marzo de 2012

UN PASEO








...se eterniza la tarde observando al sol
explotando en las veredas, los cerros y las nubes.
El paseo se cubre con las sombras de cada árbol,
por el suave declive del sol, lentamente,
muy profundamente se entra en pasos cortos,
con sonidos de un viento cálido,
con el canto tenue de los grillos,
y unas veredas con destellos de luciérnagas.

Tarde irrepetible.

1 comentario:

Marco S dijo...

Cada segundo es un valle de esperanzas, cada camino es un paseo por las memorias futuras, cada instante es una joya de vida