3 de enero de 2012

SARAH




Lenta y dulcemente acaricias las hojas de las plantas, de las flores, acompañando a la tarde con tu sonrisa, llanto y risas. Será esta tierra tu espacio donde sigas cantando, cambiarán tus tonos sin duda, gritaras y guardaras silencio. Siempre con el impulso de la vida, de esta tu VIDA.


Gracias a la vida por ser parte de tu danza, de tus palabras, de tus momos, de tus pasos...


Gracias por este tiempo. Te amo Sarah.


La música de tu abrazo.


1 comentario:

Marco S dijo...

Que resuene ese sonido del abrazo