4 de marzo de 2010

OBSIDIANA

Obsidianas en caminos estrechos y viejos salen al tiempo,
asombrando a la mirada consiente de su historia,
salen ante las manos inquietas y distraidas a veces...
Hoy una mas en las veredas que piso, asomó su luz su color,
sólo para recordarme el recorrido andado sobre esta tierra,
la magia descubierta tras cada rincón de los guardianes
que nos rodean, su comunión con las luces mismas del universo...
vienen a recordar la enorme fortuna de estar conviviendo con cada
una de las piedras de un ayer que refleja en gran parte el intenso ahora.

Piedras que me hablan en el sueño intenso... piedras que me despiertan mientras aguardan entre mi tierra, esperan pacientes a ser maestras de las almas inquietas.

Profundo ayer, un maestro en mi ahora.

Dash berlin-Emma Hewitt/waiting

3 comentarios:

El sagrado retorno a uno mismo dijo...

Un espejo de obsidiana, en el pecho del hombre, será el distintivo de su viaje.

Eterna dijo...

marcarà su camino, no para un bien o un mal, no para lo correcto o lo incorrecto... solo para ser transparente en su verdad reflejada de la mente al corazón. diferente.

gracias eternas para usted !

buen tiempo.

juan_santiago dijo...

.... y que son nuestras vidas, mas

que un reflejo. Y que es el tiempo,

mas que un sueño extinguiendose a

si mismo, minuto a minuto hacia el

despertar <3