7 de febrero de 2010

CAMINO AL BAJÍO

Caminó largas distancias por ir tras sus sueños, dejo su país un tiempo, regresó y mas tarde se despidió del pueblo que contemplo el encuentro con su compañera, junto con ella encontró un espacio en este Xochimilco; soñó tantas veces en volver a la tierra que resguardará ahora y siempre sus primeros años, compuso una melodía en honor a esos recuerdos, la cantó a sus nietos, conoció a la hija de su primera nieta, observó y se asombro ante el cambio del hombre, del mundo...
Donato: recordaré las tardes en las que visitabas a tus primeras nietas, recordaré tus enojos y tus sonrisas, también la tarde en la que junto con tu compañera te escuche cantar y narraron sus días difíciles, sus días buenos en este paraje. Ya estas en alguna constelación ó como dirías "ya te fuiste a buscar petróleo", ó "a pesar de lo viejo no se te olvidó morir"...
Abuelo, reíste esa tarde, y estuve ahí en ese instante, sólo para llevarte ahora. Gracias por voltear a estos caminos verdes, por decidir quedarte con tu familia que fundaste con la abuela... sé que no fue fácil, gracias.

Gran viaje por el cosmos, por la mente de quien te quiere.

Bel.

un silencio.

3 comentarios:

El sagrado retorno a uno mismo dijo...

El médico que me trajo al mundo se llamaba Donato, aún conservo un patito que lleva su nombre

Airam dijo...

el viento ya murmura en su andar eterno sus andanzas de hombre peregrino...dichoso él que puede elegir al aire, la tierra o las estrellas y puede estar omnipresente en cualquier espacio de este universo.

juan_santiago dijo...

... que incognita es el salto de

un estado a otro; de una forma a

otra. Tantas preguntas sin respu

esta. Tanto miedo a lo desconoci

do y tanta dicha de saber por fi

n sobre lo distinto <3